Mdina y Rabat

Si te digo Malta, ¿en qué piensas? Normalmente, playa y fiesta es lo primero que nos viene a la cabeza. Pero este país es mucho más que eso, sobre todo para aquellos, que como yo, no somos de pasar el día en la playa tostándonos al sol ni la típica discoteca estilo Paceville es nuestro ideal de fiesta.

Uno de los sitios que más me ha cautivado de Malta ha sido Mdina. Esta pequeña ciudad amurallada se encuentra en el centro-oeste de la isla. Fundada por los fenicios y por la que han pasado romanos y normandos. Tras un fuerte terremoto y la reconstrucción de la ciudad en el Barroco, es este el estilo que predomina. Llama la atención porque no son restos de una antigua urbe, sino una ciudad totalmente amurallada, en la que actualmente hacen vida 300 personas.

No tardarás en encontrar la catedral, en la plaza principal de la ciudad, que data del Siglo XI. Y para terminar la visita,  no te pierdas el mirador desde el que se ve gran parte de la isla. Paseando por las estrechas calles de Mdina te trasladarás a otra época por unas horas.

A las afueras se encuentra Rabat, conocida por sus catacumbas de origen romano. La cultura de la Antigua Roma no permitía enterrar a los muertos en la ciudad, lo que dio lugar a las catacumbas de St. Paul y St. Agatha. La entrada cuesta 5€ (3,50€ con carnet de estudiante o carnet joven) y están muy bien conservadas.

Una imagen dice mal que mil palabras.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s