Ruta por la Málaga desconocida

La provincia de Málaga es conocida por sus playas: Marbella, Estepona, Torremolinos, Benalmádena… Incluso para los andaluces pasan desapercibidos el patrimonio de Antequera y el precioso bosque del Parque Ardales.

Fue mi compañero de aventuras, que es de Granada -muy cerquita de Antequera-, quien me sugirió hacer la ruta del Torcal de Antequera. Así que cogimos mi coche -¡cómo lo echaba de menos!- y tiramos para allá. Hay tres recorridos posibles: la Ruta Verde, apta para pequeños y mayores, de forma circular y cortita; la Ruta Amarilla, también circular pero algo más extensa y de dificultad media; y la Roja, para expertos senderistas.

Torcal de Antequera

Nosotros nos decidimos por la Amarilla, ya que nos pareció que se podían ver bastantes cosas en menos de dos horas. Eso sí, casi al final, nuestro complejo de cabra montesa salió a relucir y nos subimos a una de las rocas más altas para ver más de cerca un águila que sobrevolaba por allí. Así que, en lugar de dos horas, estuvimos tres.

Tanto la Ruta Verde como la Amarilla comienzan en el Centro de Visitantes, donde podéis dejar el coche aparcado sin problema y empezar a disfrutar de las impresionantes formas rocosas que se formaron tras desaparecer el mar que existía en esa zona en el período Jurásico.

Por supuesto, la entrada es totalmente gratuita y es recomendable llevar agua y calzado adecuado, pues si habéis visto imágenes del Torcal de Antequera, está repleto de piedras de un tamaño importante.

Para completar el día, terminamos en el Complejo Arqueológico de Antequera, en el que se pueden visitar varios dólmenes muy bien conservados: el de Menga, el de Viera y tholos de El Romeral. La entrada también es gratis.

Desde allí continuamos nuestra ruta hacia el Parque Ardales, un pulmón verde en la provincia de Málaga, con diversas rutas de senderismo y donde se sitúan los embalses del Guadalhorce y Guadalteba.

Seguro que os suena el Parque Ardales por el famoso Caminito del Rey, pero nosotros hemos terminado pasando de la ruta más conocida de la zona por dos razones: nos da bastante pereza hacer senderismo rodeados de un montón de gente y… porque lo dejamos mucho y al final nos quedamos sin entrada(*).

Pasamos el fin de semana en un camping junto al embalse del Guadalhorce, donde nos hemos podido refrescar en los momentos de más calor, que falta hacía.

Llegamos la tarde del viernes, montamos la tienda de campaña, fuimos un rato a probar el agua y después, unas cervecitas y relax. Es un paraje ideal para relajarse durante unos días y evadirse del trabajo, los estudios o cualquier cosa que te ronde la cabeza. ¡Yo volví como nueva!

Camping Parque Ardales

El sábado nos levantamos cuando el sol no nos dejaba dormir más (:P) y emprendimos el camino a la ruta del Gaitanejo. Uno de los recepcionistas del camping nos recomendó llegar hasta la entrada del Caminito del Rey y luego volver por el Gaitanejo, para ver dos caminos diferentes. Ambos a orillas del río, es un recorrido muy light de unas 2 horas y en el que puedes disfrutar de unas bonitas vistas.

Y el domingo… vuelta a casa, después de conocer algo más de la provincia de Málaga.

(*) Si te has quedado sin entrada para el Caminito del Rey, no pierdas la esperanza. Nos dijeron los lugareños que cada día se dejan 50 tickets para vender en taquilla y si te presentas allí a primera hora, conseguirás el tuyo casi seguro.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s