Cinco preguntas frecuentes sobre Malta

Mi verdadera aventura viajera comenzó cuando me mudé a Malta, y así nació también este blog. Por eso, hoy quiero dedicar un tiempo a responder en un post las dudas más frecuentes que me llegan sobre Malta, tanto de todos aquellos que estáis pensando en salir al extranjero a aprender inglés o buscar trabajo, como los que tenéis planeado ir de vacaciones a Malta.

1. ¿Es el precio del alquiler asequible?

Antes de mudarte a Malta debes tener en cuenta que los precios del alquiler son similares a los de ciudades españolas como Madrid, es decir, suelen ser caros. Eso sí, todo depende de la zona en la que te interese vivir, pues St. Julian’s y Sliema son las más solicitadas, por lo que el alquiler está por las nubes. Sin embargo, hay áreas con mucha vida y en la costa, en las que se abarata bastante el precio, como St. Paul’s Bay.

2. ¿Es necesaria la Tarjeta Sanitaria Europea?

Si vas de vacaciones o te mudas sin trabajo lo mejor es que lleves tu tarjeta sanitaria. Sin embargo, una vez que tengas empleo no habrá problema alguno, pues tendrás acceso a la sanidad pública, además de que muchas empresas cuentan con un seguro sanitario privado para sus trabajadores.

3. Tengo coche en España, ¿me recomendarías llevármelo a Malta?

Depende del tiempo que vayas a estar por la isla. Si tienes fecha de vuelta tras el verano, no merece la pena, ya que los costes de transportar un coche hasta Malta son elevados –más que a otros países europeos-. Por otra parte, si crees que tu estancia en la roca puede alargarse unos años o incluso en principio quieres quedarte allí, la mejor forma de moverse en Malta es en coche -¡el transporte público es una locura!- y ya que tienes el tuyo propio, podría ser buena idea llevarlo contigo.

4. ¿Es verdad que los coches van por la izquierda?

Así es, y el volante a la derecha. Malta fue colonia inglesa, por lo que hay prácticas típicas de los ingleses que permanecen, como la forma de circular por la carretera.

5. ¿Es verano todo el año?

Rotundamente no. La temporada de calor es más larga que en otros países europeos, va desde marzo a noviembre aproximadamente; pero los meses de invierno son fríos. Si vienes de vacaciones, te recomiendo mayo, junio, septiembre y octubre, pues el calor ya no es tan sofocante y hay menos turistas que en pleno verano.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s